La condición física influye en la práctica del shibari de la misma manera que lo hace en cualquier otra actividad física.

El shibari es una técnica que se adapta a todos los cuerpos, a todas las situaciones, por lo que con los conocimientos y habilidades adecuados todo el mundo puede disfrutar de vivencias eróticas satisfactorias con el shibari independientemente de su condición física.

Obviamente, los problemas de salud marcarán límites, y una pobre condición física limitará el desarrollo de la sesión de shibari, pero esto no ha de significar que no se pueda obtener una experiencia erótica satisfactoria.

En cualquier caso, una buena condición física es sinónimo de salud. Solo tenemos un cuerpo y es responsabilidad individual e ineludible cuidar de nuestro cuerpo y de nuestra mente.