Al igual que cualquier otra técnica, cuando te planteas aprender shibari puedes optar por estos métodos

Autodidacta

Aprendiendo por tu cuenta, viendo fotos, buscando fuentes de información, con vídeos de YouTube, compartiendo con otras personas pequeños fragmentos de conocimiento inconexos entre sí.

Ciertamente, si no tienes prisa, no te importa equivocarte y no quieres llevar el shibari más allá de unos escarceos puntuales, puede servirte. Pero no es la mejor opción ni mucho menos.

Para empezar, perderás mucho tiempo buscando la información requerida. Muchas fuentes ni siquiera están disponibles online, y mucho menos traducidas al español.

Sin conocimientos previos sobre los que establecer un criterio filtrar la información que obtengas no es fácil. Por lo que con toda seguridad la mayor parte de la información que logres recopilar será incorrecta, obsoleta, o incluso mal intencionada.

Por no hablar de lo ridículo que es pretender inventar la rueda a estas alturas de la historia. El adanismo es uno de los efectos más visibles del proceso autodidacta.

Cursos de Shibari Online

En los últimos años, la oferta de cursos online de shibari aumentó de forma notable. Las limitaciones impuestas al movimiento y contacto social para combatir la pandemia, los avances tecnológicos y algunos cambios de hábitos propiciaron un florecimiento de la formación online en el shibari.

Ojo, aquí me refiero a cursos serios y no videotutoriales con buena intención de YouTube, que en un alto porcentaje poco o nada tienen que ver con el shibari. Cuando no son absolutos disparates que pueden resultar hasta peligrosos.

Los cursos online de shibari son un buen complemento a la formación presencial, y un buen apoyo para quienes no pueden acudir a un curso presencial de shibari.

Pero por bien elaborados que estén, por mucho que los instructores se esfuercen en transmitir sus conocimientos de manera adaptada al medio, no es posible (hoy por hoy) enseñar de modo seguro y personalizado las técnicas propias del shibari.

Las clases online de shibari son magníficas herramientas para estudiar la parte teórica, los conceptos e incluso para repasar técnicas y habilidades que ya se han trabajo en clases presenciales.

Si te interesa, nuestra Escuela de Shibari cuenta con una plataforma en la que impartimos cursos y clases online de shibari en español.

Clases, cursos y talleres de shibari presencial

Aprender shibari presencialmente con instructores debidamente formados garantiza aprovechar el tiempo así como una mejor comprensión de las técnicas y habilidades utilizadas.

Las clases presenciales de shibari permiten a los formadores personalizar la enseñanza ajustándola a las necesidades e intereses de cada alumno en particular. Logrando de este modo que su puesta en práctica por parte de los alumnos sea menos frustrante y más satisfactoria.

Obviamente, al hablar de cursos presenciales de shibari tenemos que contar con que normalmente se programan en fechas concretas que no siempre se ajustan a nuestra agenda.

En la Escuela de Shibari estamos disponibles para impartir clases particulares de shibari todos los días del año. Adaptándonos nosotros a la disponibilidad de quien quiera aprender shibari de forma presencial.

Disponibilidad: laborables, fines de semana y festivos previa reserva: consultar sin compromiso..

Gustos, preferencias y metodología

Las cosas como son, aprender shibari no tiene el mismo peso en nuestras vidas que aprender un oficio o estudiar una carrera. Se trata de una técnica que, para unas personas será una curiosidad, para otras un pasatiempo, habrá quién quiera profundizar más, e incluso quien se plantee convertirlo en su profesión. Tantos enfoques y aproximaciones como personas.

Y desde el punto de vista de los instructores sucede lo mismo. Cada cual enseñará shibari de la guisa en que lo entiende, vive, sabe y puede.

Cabe señalar la gran cantidad de individuos que con buena o mala intención dicen enseñar shibari y lo único que hacen es sacarle unas perrillas a alumnos a cambio de cuatro trucos inconexos, e incluso peligrosos, salpimentados con disparates y barbaridades. Puros vendedores de crecepelo y pociones milagrosas. Ser estafado no es cuestión de gustos.

Unos consejos para iniciar tu aprendizaje del shibari kinbaku

  • Busca formadores cualificados. Imagínate que en lugar de shibari vas a hacer algo peligroso, escalada por ejemplo, ¿tomarías clases con un profesor cuya formación y experiencia se pueden resumir en un papel de liar?.
  • Pregunta, infórmate sobre lo que se enseña, cómo son las clases, y quien las imparte. Resuelve dudas ANTES de contratar tus clases. Bonitos carteles, un discurso elaborado, o mejor aún robado, actividad social a base de miel y halagos son grandes herramientas de venta. Pero es tu responsabilidad como consumidor, es tu tiempo, tu dinero y tu erótica lo que gastarás. Pregunta, contrasta y compara antes de elegir.
  • Elige una formación que se adecúe a ti, a vuestros gustos, preferencias y disponibilidad (como pareja). Aquí la paciencia es clave, no os dejéis llevar por el ansia del "compre ahora" o "única oportunidad en su zona". Tan importante como la calidad de formación y formadores es que esta encaje con los intereses del alumno. El shibari se adapta a las personas y la formación también.
  • Prueba distintos estilos y escuelas. No se "aprende shibari" en un taller de un día, ni en dos, y quien inicia su andadura en una técnica no parte con conocimientos que le permitan elegir un estilo u otro con certeza. Así que, para empezar es buena idea tomar clases en distintas escuelas. Con esa base podrás valorar cuál te interesa más, sea por su enfoque, por gusto personal, o por calidad de la enseñanza.